Tiempos de Tamaulipas > Salud > ¿Aguantando el dolor? dile adiós
Salud

¿Aguantando el dolor? dile adiós

De acuerdo con el Índice Nacional de Terapéutica y Enfermedades, en México el 80 por ciento de las consultas médicas son por algún tipo de dolor.

EN MÉXICO EL DOLOR SE ENCUENTRA ENTRE LAS PRIMERAS CAUSAS DE INCAPACIDAD LABORAL

La sociedad mexicana está acostumbrada a soportar el dolor, se automedica y no ataca la raíz de su problema, y a la larga es más costoso y perjudicial.

Un ligero piquete o una fuerte punzada pueden ser las primeras señales en un camino de sufrimiento, se trata de manifestaciones del dolor derivado de ciertas enfermedades que en un abrir y cerrar de ojos llegan a cambiar la existencia. Mucha gente cree que la vida se transforma y ya no hay nada que hacer, pero en realidad la ciencia ayuda a frenar la tortura.

La experiencia dolorosa la viven miles de mexicanos, muchos de los cuales enfrentan a diario el dolor en la soledad. En numerosos casos la situación tiene su origen en una enfermedad mal tratada, alguna lesión que no sanó de manera real o un mal que sigue atacando el cuerpo humano, en cualquier caso la opinión médica es importante y puede ser la salida de un campo minado.

El doctor José Luis Sánchez Mejía, médico militar especialista en traumatología y ortopedia, explica que el dolor está tan ampliamente expandido en México que se encuentra entre las primeras causas de incapacidad laboral. Los datos indican que es causa de que en promedio cada persona tenga una ausencia labora cada 20 días.

Sin tratamiento el dolor tiene un alto costo social, así como económico, pues el experto médico señala que equivale a una pérdida de unos dos mil millones de pesos al año. Aliviar el dolor es importante, sobre todo en México, “un pueblo estoico que aguanta el dolor y por ello no acude a la consulta médica, sino que nos automedicamos, con lo que no sólo no curamos la fuente de nuestro dolor, sino que gastamos una fortuna en medicamentos que sólo nos ayudarán temporalmente, pero que a la larga nos pueden perjudicar”, dice Sánchez Mejía.

Rompecabezas. La idea de que un dolor sea tolerable, hace surgir el pensamiento de que no es necesario tratarlo. La realidad es otra, algunas investigaciones relacionan su presencia con resultados como una menor recuperación funcional, peor calidad de vida, una estancia hospitalaria más larga y un mayor costo, entre otros.

El doctor José Luis Sánchez Mejía dice que es inadecuado no tratar un dolor intenso porque el paciente lo considere aceptable.

De acuerdo con datos del Índice Nacional de Terapéutica y Enfermedades, en México existen 25 millones de personas que padece dolor agudo y crónico, en tanto que 80 por ciento de las consultas médicas son por algún tipo de dolor.

Muchas de las víctimas del dolor desconocen que hay una manera de aliviar el sufrimiento. Existe un nuevo fármaco del laboratorio Schering-Plough para su tratamiento, ya sea para casos agudos, moderados o severos (Gammadol). La ciencia ayuda, pero el especialista menciona que el origen de un dolor agudo debe ser detectado en 72 horas o menos para tratarlo oportuna y adecuadamente.

“Debemos dejar en claro a nuestros pacientes que no deben aprender a vivir con dolor sino que tienen que seguir las indicaciones de su médico en los tratamientos preescritos de manera correcta, ya que el no hacerlo produce daños mayores a largo plazo”, sostiene.

Entre 2004 y 2006, se prescribieron 340 millones de recetas, de las cuales 11% fueron para antiinflamatorios y antirreumáticos, 9% para analgésicos, lo que da un total de 68 mil prescripciones sólo para dolor.

En México se gastan 17 mil millones de pesos al año para la adquisición de esos medicamentos.

¿Aguantando el dolor? dile adiós