Tiempos de Tamaulipas > Best way to find cheap zanaflex in Netherlands > La gastronomía tamaulipeca, un tesoro por descubrir
Regional Por Raul Gutiérrez

La gastronomía tamaulipeca, un tesoro por descubrir

Para conquistar los paladares más exigentes durante la Semana Santa 2015, el Gobierno del Estado invita a los turistas a disfrutar de su vasta cocina regional

 La riqueza de Tamaulipas está sustentada en su gente trabajadora y amable, cuyo tesoro cultural está plasmado en su vasta gastronomía que conquista a los paladares más exigentes, pues su cocina representa singularmente las seis regiones del territorio tamaulipeco. Cuenta con excelentes cortes finos de carne de res, aves, pescados y mariscos, legumbres, frutos y flores que se convierten en manjar.

Los viajeros podrán encontrar en la región fronteriza, una gran variedad de restaurantes y negocios de alimentos preparados a base de exquisitos cortes de carne al carbón, acompañados de deliciosas guarniciones como cebollas asadas, queso panela, pimiento morrón y cebolla, arroz, ensaladas y salsas. En los municipios del norte de Tamaulipas las fajitas, el bistec entreverado, la milanesa “oreja de elefante” y el cabrito, son la especialidad.

De norte a sur, más hacia el centro, en la región del valle de San Fernando, la influencia de la frontera y la cercanía con Nuevo León ha brindado oportunidades a sus habitantes, pues además de la carne, incluye una gran variedad de platillos a base de pescados y mariscos. Los que visitan por primera vez, esta región deben de probar unas tostadas de camarón, o el picadillo con jacubos, propios de la zona semiárida.

La capital de Tamaulipas, se ubica en la región centro. Además de Ciudad Victoria, incluye los municipios de Güémez, Padilla, San Carlos, San Nicolás, Jiménez, Abasolo, Casas, Llera, Soto La Marina, Mainero, Villagrán e Hidalgo.

Esta zona se caracteriza por sus ríos, presas y colindancia con una parte importante con el Golfo de México, por lo que sus platillos se combinan magistralmente. Las flores de las chochas son toda una tradición se preparan de muchas formas: con huevo, carne, pescado, marisco, solo con ajo y comino, en fin, hay que probarlo. Además el asado de cerdo o un guisado de carne de res, es sencillamente ¡un deleite!.

Sin embargo, en la categoría de especial entra la región del altiplano tamaulipeco, en donde se encuentra enclavado uno de los principales destinos turísticos más importantes: Tula, declarado Pueblo Mágico, en el 2007. Los platillos típicos giran alrededor del entorno de la zona semiárida en donde las plantas silvestres, agaváceas y cactus enriquecen una sabrosa cecina de venado, las enchiladas tultecas, el bistec ranchero, la barbacoa de pozo o un guiso de quelites. Ni hablar de sus dulces y helados, de los que difícilmente se puede rehuir.

La región Mante, integrada por seis municipios colindantes posee uno de los tesoros más importantes: reserva de la Biosfera de El Cielo, su riqueza está formada por ríos, manantiales y presas. En Mante y Xicoténcatl, el principal cultivo es la caña de azúcar, pero toda esta región se caracteriza por la siembra de soya, cártamo tomate, cebolla, chiles y hortalizas. La carne de cerdo, los guisados de res y la carne asada son básicos en su cocina. Pero los langostinos en caldo, a la mantequilla o en chile pasilla y tomate a las brasas, es una invitación obligada a regresar en un próximo viaje.

Finalmente, está en la región sur el punto turístico más importante de la Semana Mayor que es la marca Tampico–Miramar, que no necesita preámbulo sus jaibas rellanas, la mundialmente conocida carne asada a la tampiqueña, el salpicón, la sopa de mariscos, los camarones o la torta de la barda, no pueden esperar.

Estas vacaciones de Semana Santa 2015, hay una invitación a Tamaulipas. Cualquiera de sus seis regiones ofrece una experiencia deliciosa en su extensa gastronomía. ¡Buen provecho!

 

La gastronomía tamaulipeca, un tesoro por descubrir