Tiempos de Tamaulipas > Cultura > EE.UU. ataca el corazón del Estados Islámico en Siria con más de 150 bombas
Cultura

EE.UU. ataca el corazón del Estados Islámico en Siria con más de 150 bombas

Estados Unidos ha comenzado a atacar los principales bastiones del Estado Islámico (EI) en Siria con la colaboración de cinco naciones árabes, utilizando más de 150 bombas de precisión lanzadas desde destructores, cazas y bombarderos, informó el portavoz del Pentágono.

El contraalmirante John Kirby, portavoz del Departamento de Defensa, dijo en entrevista con la CNN que las primeras evaluaciones indican que estos ataques en Siria fueron “efectivos”, aunque se proveerá más información en las próximas horas.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, hablará sobre estos primeros ataques en Siria, donde han medrado grupos islamistas radicales en tres años de guerra civil, antes de partir a las 10 de la mañana (14.00 GMT) a la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

Según un comunicado del Mando Central, encargado de las operaciones en Oriente Medio, Estados Unidos, con el apoyo de Baréin, Jordania, Arabia Saudí, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, utilizó “una mezcla de cazas, bombarderos, aeronaves de pilotaje remoto y misiles Tomahawk”, lanzados desde aguas internacionales.

Kirby detalló que no todas las naciones árabes participaron directamente en ataques aéreos, pero contribuyeron de otro modo con las operaciones militares.

En total esta noche, Estados Unidos y sus aliados realizaron 14 rondas de ataques, las primeras dentro de Siria para debilitar los bastiones de los yihadistas suníes del EI, que habían aprovechado la guerra civil siria para hacerse con un vasto territorio bajo su control y fuera del alcance de potencias occidentales.

Hasta ahora, los ataques de Estados Unidos y otras potencias como Francia se habían enfocado en Irak, donde el EI se estaba extendiendo.

“Los ataques destruyeron o dañaron múltiples objetivos del EI en las vecindades de Al Raqa (principal bastión del EI), Deir al Zur, Al Hasaka y Albu Kamal”, explicó el Mando Central.

Estados Unidos lanzó hasta 47 misiles crucero Tomahawk desde los destructores USS Arleigh Burke y el USS Philippine Sea, que operan en aguas internacionales en el Mar Rojo y el Golfo Pérsico Norte.

Además, participaron en los ataques cazas de la Armada (Navy), Fuerza Aérea, y el Cuerpo de Marines, entre ellos los modernos F-22 Raptor, drones y al menos un bombardero.

Los ataques en Siria también fueron dirigidos contra células de veteranos de Al Qaeda conocidas como el grupo Khorasan, que estaba entrenando a occidentales en la fabricación de bombas para realizar ataques terroristas “inminentes”, según el Pentágono.

Los ocho ataques contra el grupo Khorasan fueron realizados por Estados Unidos sin ningún apoyo de otras naciones y se centraron en el oeste de Alepo, donde bombardearon campos de entrenamiento, centros de comunicaciones y unas instalaciones para la fabricación de explosivos y munición.

Estos primeros ataques aéreos en Siria suponen una importante escalada de la “guerra” de Estados Unidos contra los yihadistas suníes y se suman a los ya casi 200 bombardeos llevados a cabo en Irak desde comienzos de agosto.

EE.UU. ataca el corazón del Estados Islámico en Siria con más de 150 bombas