Tiempos de Tamaulipas > Internacional > ¿Por qué China quiere que el yuan sea la 5ta moneda de reserva?
Internacional Por Raul Gutiérrez

¿Por qué China quiere que el yuan sea la 5ta moneda de reserva?

China está a un paso más cerca de que su moneda obtenga los derechos especiales de giro (SDR, por sus siglas en inglés) que otorga el Fondo Monetario Internacional, o FMI, una decisión que permitiría ver al yuan unirse a la divisa estadounidense, al euro, al yen y a la libra esterlina como una moneda considerada de reserva.

En un foro reciente, el gobernador del banco central de China, Zhou Xiaochuan, cambió el tema de una mesa redonda con la finalidad de promover la idoneidad del yuan, o renminbi, para obtener la calificación de reserva ante su orador adjunto, la directora administrativa del FMI, Christine Lagarde.

El ministro Li Keqiang dijo a Lagarde en una reunión que China espera obtener el sello de aprobación del FMI. Eso bien puede haberle funcionado.

“Las autoridades también han expresado su interés en que el renminbi sea incluido en la canasta de divisas que tienen derechos especiales de giro”, dijo Lagarde en un comunicado al término de su visita reciente a China. “Le damos la bienvenida y compartimos este objetivo, y trabajaremos en estrecha colaboración con las autoridades chinas en ese sentido”.

La adición a los derechos especiales de giro –creados en 1969 para apoyar el sistema de Bretton Woods de tasas de cambio fijas después que los suministros de oro y de dólares resultaron inadecuados– añadiría al yuan a la canasta de monedas en las que pueden contar los países miembros del FMI para manejar sus reservas oficiales.

La aprobación en la revisión que se realiza una vez cada cinco años y que está programada a realizarse más tarde este año dependerá en parte de si el FMI revoca su decisión de 2010 acerca de que el yuan no era “de uso común”.

A continuación, brindamos a los lectores algunas de las razones por las que Zhou quiere que el yuan sea incluido:

1. Prestigio global

Mientras que China se ha convertido en la segunda economía más grande del mundo, su moneda se ha quedado rezagada en su participación internacional.

Los derechos especiales de giro “serán el reconocimiento del ascenso de China”, dijo Xi Junyang, profesor de la Universidad de Finanzas y Economía de Shanghai.

2. Menores costos por intereses

La reducción de las regulaciones en los flujos de capital que acompañan al esfuerzo de China por obtener los derechos especiales de giro dará como resultado un yuan más internacionalizado. Eso puede ayudarles a las empresas chinas a aventurarse hacia el el extranjero y, como consecuencia, a reducir sus costos de endeudamiento.

“Un mercado de capitales más abierto puede satisfacer mejor las necesidades de financiamientos de las empresas nacionales,” escribieron en una nota analistas de HSBC Holdings,  entre ellos el economista en jefe para China, Qu Hongbin. “La convertibilidad de la cuenta de capital y las reformas asociadas están bien alineadas con las necesidades financieras a más largos plazo de China”.

3. Un mundo multipolar

La visión estratégica de China es un mundo “multipolar” en el que Estados Unidos es únicamente un participante más en lugar de una potencia hegemónica. En el pasado, Zhou ha pedido un mayor uso de las divisas que tienen derechos especiales de giro como una alternativa ante el dólar. La calificación de reserva mundialmente reconocida hace que eso esté un paso más cerca, al menos en el frente de las divisas.

4. Divisa para fijar precios

El uso del yuan para saldar las transacciones de comercio exterior y las inversiones transfronterizas ha ido en aumento, pero la moneda no se usa aún para fijar los precios de las materias primas internacionales, que van desde el petróleo hasta el mineral de hierro.

“Eso podría ayudarle al yuan a ser una divisa usada para fijar precios”, dijo Xi de la Universidad de Shanghai.

Eso significaría más influencia en la determinación de los precios mundiales de los productos básicos y también ayudaría a eliminar la volatilidad de la moneda a ese proceso.

Más de la mitad de las empresas encuestadas por HSBC este año esperan aumentar su comercio transfronterizo con China en los próximos 12 meses, de acuerdo al estudio de la internacionalización del remnimbi realizado por ese banco.

5. Demanda del yuan

Más de 60 bancos centrales actualmente invierten en el yuan, con base en una estimación de Standard Chartered. Un movimiento en la cesta de las divisas con derechos especiales de giro atraería a más compradores oficiales.

“Una de las implicaciones prácticas fundamentales es que todos los bancos centrales de todo el mundo se aumentarían de pronto su exposición al remnimbi”, dijo Jukka Pihlman, jefe global de bancos centrales y fondos de riqueza soberana de Standard Chartered. “Pero aún más importante sería su reconocimiento automático de ‘Divisa Oficial de Reserva’, que eliminaría los impedimentos restantes que tienen varios bancos centrales que desean invertir en remnimbis”.

6. Impulsaría reformas

Para obtener el premio de los derechos especiales de giro, China tendrá que seguir adelante con sus planes para abrir su cuenta de capital –una reforma que sacudiría sus industrias y la forma en que las empresas chinas hacen negocios.

“Esto hará que China tenga oficialmente más confianza para, digamos, impulsar la convertibilidad total del yuan”, dijo Li Jie, jefe de la oficina de investigación de reservas de divisas en la Universidad Central de Finanzas y Economía de Beijing.

7. Reconocimiento de FMI

Para Zhou, el gobernador del Banco Popular de China, los derechos especiales de giro representaría el respaldo de FMI a sus esfuerzos de reforma, que también han incluido medidas para liberar las tasas de interés y liberar la llamada represión financiera de los ahorradores al subsidiar el crecimiento impulsado por la inversión.