Tiempos de Tamaulipas > Finanzas > Deuda mexicana, de las menos sensibles ante cambios en tasas: SHCP
Finanzas

Deuda mexicana, de las menos sensibles ante cambios en tasas: SHCP

La economía mexicana cuenta con la fortaleza interna para seguir creciendo, aún en un entorno global complicado, por lo que se mantiene la expectativa de un avance entre 2.0 y 2.6 por ciento este año, expuso el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

En reunión con medios de comunicación, señaló que aunque el consumo, la inversión y las exportaciones continúan como la base para lograr un mejor crecimiento económico, ello depende del entorno internacional, pues si el crecimiento mundial es menor a lo esperado, el de México también será menor a su potencial.

No obstante, afirmó que todas las acciones emprendidas en esta administración federal han venido “preparando el terreno” para aprovechar un mejor ciclo global cuando éste se presente y “nos ha dado fortaleza interna para seguir creciendo, aún en un entorno global complicado”.

El encargado de las finanzas públicas del país resaltó que la deuda de México está mayoritariamente contratada en pesos y en tasas fijas, características que abonan a su estabilidad y en el mundo la ubican entre las “menos sensibles” a modificaciones en las tasas de interés y en el tipo de cambio.

Si bien el comportamiento de estos dos indicadores tendrá una afectación “marginal” en la deuda, “no pone en peligro” que el gobierno federal logre el año próximo un superávit primario y se mueva a una trayectoria decreciente de la deuda como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), abundó.

Afirmó que las expectativas de crecimiento del sector privado para 2017, dadas a conocer este lunes por el Banco de México (Banxico) se ubican en promedio en 2.36 por ciento, todavía dentro de los parámetros sometidos a consideración del Congreso en el paquete económico, de entre 2.0 y 3.0 por ciento.

En cuanto al tipo de cambio, las expectativas de los analistas para este año y 2017, si bien reflejan un cambio sustancialmente menor al observado en el mercado spot, muestran un cambio ligeramente superior al previsto cuando se envió el paquete económico.

Consideró que los ajustes hechos por los especialistas del sector privado, “no reflejan de manera alguna una calificación sobre el paquete económico”, sino la nueva información que tiene el mercado respecto al evolución de la economía global y de la mexicana.

Para los analistas, las calificadoras y el propio Banxico, dijo, el paquete económico para 2017 es el que se requiere, pues plantea regresar a un superávit primario y a que la deuda vaya decreciendo como porcentaje del PIB.

“En términos generales, (el paquete económico propuesto) cumple con lo que el mercado estaba esperando en término de los esfuerzos que el gobierno pusiera por delante para alcanzar estos objetivos”, añadió el secretario de Hacienda.

Explicó que el crecimiento económico depende de varios factores, principalmente de la inversión, el consumo, las exportaciones y el gasto del gobierno, y en este último rubro hace ya un esfuerzo relevante.

Ello, agregó, con el ánimo de abonar a la posibilidad de que el consumo, la inversión y las exportaciones pueden tener un espacio de mayor aportación al crecimiento hacia delante, y se espera que como parte del paquete económico 2017 todos ellos tengan una contribución positiva.

Subrayó que por primera vez el consumo interno se ha convertido en el principal motor de crecimiento de la economía mexicana, y con las reformas estructurales ahora se abren espacios para que la inversión privada también sea un motor importante en la actividad económica.

Estimó que con una pequeña recuperación de la producción industrial y de la demanda global, México estaría en posibilidad de que las exportaciones, la inversión y el consumo se constituyan como motores de crecimiento relevante.

Asimismo, opinó, es importante seguir avanzando en la instrumentación de las reformas estructurales, algunas de las cuales ya van avanzadas y se ven los impactos positivos, pero algunas otras “han tenido dificultad de un entorno complicado en lo internacional”.

Resaltó que la posibilidad de que ya se concreten algunos de las acciones emprendidas a partir de la reforma energética, acreditan que el proceso de implementación de las reformas está observando mayor dinamismo y darán mejores elementos para seguir creciendo.

Por ello, la Secretaría de Hacienda prevé que este año se alcanzará el crecimiento económico pronosticado para este año, entre 2.0 y 2.6 por ciento, “pensamos que en ese rango habremos de estar”.

Deuda mexicana, de las menos sensibles ante cambios en tasas: SHCP