Tiempos de Tamaulipas > Valle de Texas > Tensión en la frontera con Texas
Valle de Texas

Tensión en la frontera con Texas

La confirmación del despliegue del primer grupo de soldados de la Guardia Nacional de Texas a lo largo de la frontera con México provocó tensión entre el gobierno de la República y las autoridades texanas.

Los efectivos llegaron ayer a la frontera para ocupar puestos de observación en apoyo a la Operación Seguridad Fuerte, según informó el gobierno de Texas, estado fronterizo con Coahuila.

En un comunicado, la oficina del gobernador de Texas, Rick Perry, señaló que estas “son las primeras tropas en ocupar posiciones a lo largo del río (Bravo), en apoyo de la Operación Seguridad Fuerte”, emprendida por el Departamento de Seguridad (DPS) estatal.

El despliegue de este primer grupo, integrado por un número no precisado de soldados, se confirma siete semanas después de que Perry anunciara el envío de hasta mil efectivos de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad en la frontera.

El gobernador texano ordenó el despliegue para ayudar al Departamento de Seguridad Pública de Texas con la detección y disuasión de la actividad delictiva asociada con los cárteles de drogas y con pandillas transnacionales.

La oficina del gobernador aseguró que más de dos mil 200 miembros de la Guardia Nacional se ofrecieron como voluntarios para los mil puestos autorizados por el ejecutivo.

Al ordenar el despliegue, en julio pasado, Perry dijo que en los últimos meses las medidas de seguridad en la frontera se habían visto rebasados por la llegada de miles de menores indocumentados que cruzaron la frontera sin la compañía de un adulto.

Sostuvo que los cárteles y bandas criminales estaban explotando esa situación para la trata de personas y cruce de drogas.

En respuesta, el gobierno mexicano condenó el despliegue. A través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el gobierno de la República reiteró “su más profundo rechazo” y condena por el despliegue de estos elementos y apuntó que es “irresponsable manipular el estado actual de la seguridad fronteriza con fines políticos”.

Indicó que la medida emprendida de manera unilateral por el gobierno de Texas “es indudablemente errónea y no contribuye a los esfuerzos que nuestros países llevan a cabo para construir una frontera segura y una solución al fenómeno migratorio”.

Tensión en la frontera con Texas