Tiempos de Tamaulipas > Internacional > Preocupan a gobernador de Texas las declaraciones de EPN
Internacional

Preocupan a gobernador de Texas las declaraciones de EPN

Rick Perry dijo que el despliegue de la Guardia Nacional es consecuencia directa “del fracaso del gobierno mexicano para asegurar su frontera sur de la migración ilegal”.

El gobernador de Texas, Rick Perry, se declaró hoy “preocupado” por las recientes declaraciones del presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien consideró como “reprobable” su decisión de desplegar a la Guardia Nacional en la frontera.

“Como amigos no siempre podríamos estar de acuerdo, pero hay que tener un diálogo honesto y respetuoso sobre los desafíos que compartimos”— Rick Perry

En una carta marcada por mensajes encontrados y dirigida al Presidente mexicano, el gobernador explicó que el despliegue es consecuencia directa “del fracaso del gobierno mexicano para asegurar su frontera sur de la migración ilegal” o “para desplegar los recursos adecuados para controlar al crimen organizado”.

Asimismo, aprovechó su carta para articular un mensaje conciliatorio y para invitarlo a realizar una visita a su estado para comprobar de primera mano “el profesionalismo” de la Guardia Nacional y de las agencias federales para garantizar la seguridad fronteriza con México.

“Como amigos no siempre podríamos estar de acuerdo, pero hay que tener un diálogo honesto y respetuoso sobre los desafíos que compartimos”, aseguró Perry en la carta dirigida al Presidente de México y en la que, lejos de dar marcha atrás en su polémica decisión de desplegar la Guardia Nacional, se reafirma en una medida que ha sido considerada como innecesaria por fuentes del gobierno federal ante el nivel sin precedentes de recursos que se han invertido en los últimos años para garantizar la seguridad fronteriza.

“Creo firmemente que nuestra prosperidad depende de una alianza que trabaja en colaboración para hacer frente a nuestros retos compartidos de seguridad fronteriza, en lugar de considerar marginales los puntos de vista legítimos de una de las partes. Nuestra sociedad no puede avanzar si no somos capaces de reconocer los problemas graves asociados con una vigilancia fronteriza laxa a lo largo tanto de nuestras fronteras en el sur”, remató Perry.

Con su carta dirigida al presidente de México, quien apenas la semana pasada consideró como “reprobable” el despliegue de la Guardia Nacional, el gobernador de Texas confirmó ayer martes que no quería dejar sin respuesta al gobierno mexicano y no desaprovechar al mismo tiempo la oportunidad para proyectarse con miras a las elecciones presidenciales del 2016, con el tema de la inseguridad fronteriza que han explotado activamente desde el partido republicano.

Precisamente, durante una audiencia celebrada hoy ante el comité de seguridad interna de la Cámara de Representantes, el Secretario de Seguridad Interna (DHS), Jeh Johnson y el director del FBI, James Comey, reiteraron que a pesar de las preocupaciones de numerosos miembros del partido republicano “no existe información de inteligencia específica que indique que miembros del Estado Islámico o de Hezbollah quieran internarse a Estados Unidos” a través de la frontera con México.

Tanto Johnson como Comey rechazaron los numeroso intentos de varios miembros del partido republicano como Jason Chaffetz o Paul Broun (ambos del Movimiento del Tea Party), para establecer la sensación de que la frontera sur con México “no está garantizada” y que su porosidad favorece los planes de organizaciones terroristas como Al Qaeda, el Estado Islámico o Hezbollah.

Los reiterados intentos de los republicanos se enfrentaron sin embargo con la respuesta de Johnson y de los responsables del FBI y del Centro Nacional Contraterrorista, Mathew Olsen, quien insistieron que no existe información específica de inteligencia sobre supuestos planes del Estado Islámico, Al Qaeda o Hezbollah para penetrar en Estados Unidos desde México.

“Nunca como hoy se han destinado más recursos para garantizar la seguridad fronteriza con personal, equipos y tecnología”, dijo Johnson en alusión a los más de 18 mil millones de dólares que se invierten cada año para garantizar la seguridad fronteriza con México.

En lo que sí coincidieron en señalar es en la preocupación ante la amenaza del terrorismo doméstico por parte de ciudadanos de Estados Unidos que simpatizan con la causa del Estado Islámico (EI). En los últimos meses, según confirmaron, más de 100 estadounidenses viajaron a Siria para sumarse a la causa del EI en la creación de un califato entre Siria e Irak.

México lamenta dichos de Perry sobre Peña Nieto

México lamentó los comentarios del gobernador de Texas, Rick Perry, quien expresó su preocupación por las declaraciones hechas la semana pasada por el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien a su vez reprobó el envío de la Guardia Nacional a la frontera por motivos de seguridad.

En una carta dirigida al Presidente de México y hecha pública hoy por el gobierno texano, Perry afirmó que la militarización en la frontera es consecuencia del fracaso del gobierno mexicano. En rueda de prensa hoy miércoles, el subsecretario de América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Sergio Alcocer, aseguró que los comentarios vertidos en la carta no están sustentados en la realidad.

“México lamenta que los comentarios que se vierten en este comunicado no estén sustentados en la realidad y en las cifras que recientemente hemos visto, no es un tema como se hay reiterado de seguridad sino de otro tipo”, dijo Alcocer.

“Nuestros retos actuales son en parte una consecuencia del fracaso del Gobierno mexicano para asegurar su frontera sur o para desplegar los recursos adecuados para controlar el crimen”, dijo Perry en la misiva a Peña Nieto.

Alcocer dijo que México mantiene con el gobierno federal de Estados Unidos un mecanismo de diálogo permanente, como lo es la declaración de la frontera siglo 21, que reconoce la administración conjunta de la frontera, tanto en su ámbito de seguridad como en el tema de la prosperidad y competitividad.

Preocupan a gobernador de Texas las declaraciones de EPN