Tiempos de Tamaulipas > Internacional > Marchas en Chicago reclaman defensa de familias de inmigrantes
Internacional

Marchas en Chicago reclaman defensa de familias de inmigrantes

Miles de personas marcharon este primero de mayo en Chicago, así como en otras ciudades de Estados Unidos, en defensa de las familias de los inmigrantes y para demandar el cese de las detenciones y deportaciones.

La Marcha por la Justicia en Inmigración congregó por las calles del centro de Chicago a unas 20 mil personas que caminaron bajo la lluvia, agitaron banderas y portaron letreros para exigir un alto a las detenciones y deportaciones de inmigrantes.

Las marchas en decenas de ciudades estadunidenses fueron convocadas para responder a las políticas de la administración del presidente Donald Trump de deportación de inmigrantes indocumentados, que separan a las familias.

Chris Kennedy, hijo del extinto senador Robert Kennedy y aspirante a la nominación del Partido Demócrata, participó en la marcha, así como el senador demócrata de Illinois Dick Durbin, quien trató de tranquilizar a la comunidad migrante.

“La elección de Donald Trump es un desafío para todos nosotros, por lo que tenemos que defendernos y hablar por nuestros valores”, dijo Durbin.

Un pequeño grupo de partidarios de Trump asistió a la manifestación para respaldar las políticas del presidente, pero la policía mantuvo separados a los grupos para evitar cualquier confrontación.

Supermercados hispanos y restaurantes de toda el área de Chicago cerraron para permitir a sus trabajadores participar en la marcha, y en solidaridad con el Día Internacional de los Trabajadores.

La cadena de supermercados El Güero cerró sus seis establecimientos, lo mismo que los nueve de Carnicerías Jiménez. “Nos oponemos a la criminalización de los inmigrantes ¡Todos tenemos derechos que vamos a ejercer!” señaló en un mensaje publicado en la página de Supermercados El Güero en Facebook.

El Milagro, que suministra tortillas a muchos restaurantes y tiendas de la zona, cerró sus taquerías y supermercados, aunque su fábrica permaneció abierta.

Otros negocios no cerraron pero animaron a los trabajadores inmigrantes de otras maneras: la cadena Charmers Café ofreció café gratis a la gente que iba o regresaba de la marcha, como hizo en febrero para el Día Sin Inmigrantes.

“Es un ataque a nuestra industria”, dijo la copropietaria Roseanna Magada sobre las duras políticas de inmigración de la administración Trump. La industria de los servicios alimentarios emplea a muchos inmigrantes.

La marcha pro inmigrantes en Chicago se efectuó antes de un mitin organizado por el sindicato de maestros y otras organizaciones, para exigir mejores condiciones laborales.

Marchas en Chicago reclaman defensa de familias de inmigrantes