Tiempos de Tamaulipas > Finanzas > Jóvenes prefieren autoemplearse
Finanzas Por Raul Gutiérrez

Jóvenes prefieren autoemplearse

Rosario Olloqui Muñoz, administradora de la Incubadora de Empresas del Tecnológico de Monterrey Campus Laguna, dijo que de su experiencia con emprendedores ha encontrado que la mayoría de los alumnos o exalumnos que acuden a pedir asesoría es porque quieren crear un negocio para tener algo propio y no estar sujetos a una empresa.

Mencionó que el 50 por ciento de las asesorías corresponde a estudiantes próximos a graduarse, así como exalumnos y otro poco de externos.

“Los jóvenes buscan experimentar y probar que pueden hacerlo solos”. Opinó que los emprendedores buscan más allá de tener sólo una percepción económica segura, sino que va más allá de un empleo.

ARTE COMESTIBLE

Daniel Varela Soto es un joven emprendedor y decidió iniciar su propio negocio debido a que tiene una gran pasión por el arte comestible.

Hace cuatro años arrancó con su empresa para la elaboración y venta de pasteles y dulces, pero también brinda capacitación a quien quiera aprender a preparar ricos y deliciosos pasteles, decorarlos, así como en la venta de insumos.

Dice que laboró como empleado, pero al poco tiempo vio que no era lo que buscaba y emprendió la aventura de abrir su propio local y hacer realidad sus ideas.

Desde hace ocho años estudió para elaborar pasteles y decoración, sin embargo hace cuatro comprendió que si quería hacer lo que le gusta, el único camino era poner su propio negocio, ser su propio jefe y cristalizar sus ideas de diseño y decoración.

Dijo que junto a su socio Gilberto Ayala, también han encontrado una gran satisfacción por enseñar a otros lo que mejor saben hacer, por lo que esta tarea también les gratifica mucho. “Es una de mis principales misiones ayudar a la gente a autoemplearse”.

Reconoció que al principio, los dos primeros años, no sacaba el ingreso necesario para pagar sus gastos fijos, sin embargo poco a poco su situación ha mejorado y tiene una buena cartera de clientes, cursos y ventas de insumos.

Expresó que su principal ventaja es que tiene la libertad de aportar nuevas ideas que hagan mejorar el negocio y usar el tiempo de la mejor manera, sin tener horarios marcados para ello. Añadió que el tener un negocio propio permite explotar todas las habilidades que se tienen para beneficio de la empresa.

Amante de los libros

Ruth Castro Parada, es socia de la librería El Astillero, es una joven emprendedora y la decisión de dejar un trabajo que le daba prestaciones económicas y de seguridad social no fue nada sencillo, pero al final su gusto por los libros, por la lectura y el compartir este gusto pesó más y se inició en el mundo de los negocios.

Dijo que ha tenido trabajos de todo tipo ya que inició desde más joven a laborar en negocios de comida rápida, restaurantes y librerías, así como en otros cargos de mayor responsabilidad una vez que concluyó su carrera en literatura.

Mencionó que la experiencia que ha tenido dentro del ramo le permitió tener bien definido el mercado y las actividades a realizar, así como la inversión a realizar. Comentó que el hecho de no poder disponer de su tiempo libre ni poder planear los viajes que tanto le gustan, provocó que se replanteara sus objetivos de vida por lo que optó en arriesgarse e invertir sus ahorros junto a unos socios en una librería denominada El Astillero.

Expresó que al igual que otros se tienen que correr riesgos, pero al final, dice “vale la pena arriesgarse por algo que a uno le gusta, que lo hace feliz”.

Castro Parada desde hace ochos meses abrió su librería y ya tiene en puerta varios proyectos relacionados a los libros, por lo que aún no se arrepiente de haber dejado su empleo.

Le gusta el diseño

Brenda Meza, propietaria de Diseño en Evolución, dijo que su pasión por el diseño de joyería la obligó a emprender su propio negocio para disfrutar más de su familia, pero también a diseñar productos en plata como los imagina.

Dijo que laboró para una empresa dentro del ramo, pero decidió instalar su negocio propio para poder administrar mejor su tiempo, aunque dice que gana lo mismo, pero que es más feliz.

La joven madre de familia relató que con la finalidad de ser una madre presente decidió dejar la seguridad económica que da un empleo en una empresa y abrir su propio negocio. Opinó que gracias a que ya contaba con los estudios y la experiencia dentro del ramo el camino se le facilitó más, por lo que hace cinco años tiene operando su negocio, haciendo diseños en base a sus propias propuestas, y sus riesgos.

Mencionó que ahora que es independiente se han hecho mejoras a los propios procesos y se han aterrizado mejor las ideas de diseño con la plata. Para ella los retos que ha tenido que enfrentar han valido la pena, dado que aseguró “eres una persona más feliz al hacer lo que más te gusta”.

Jóvenes prefieren autoemplearse